martes , 17 julio 2018

LA ALCACHOFA

La alcachofa es una de nuestras mejores aliadas para la depuración del hígado. Su principio amargo (cinarina) que contiene, además de taninas, mucílagos y enzimas, hacen un efecto de estimulación de la función hepática. Además también estimula la secreción biliar y reduce el nivel de colesterol en la sangre.

La alcachofa está relacionada con los cardos. Produce un tallo canoso, erecto y estriado que crece de roseta basal de hojas. Las sustancias amargas se obtienen de las hojas, tallo y raíz. No se deben usar las hojas verdes comestibles de los capítulos carnosos (alcachofas) pues son ineficaces.

Aunque se trate de una hierba muy amarga hoy en día existen una gran cantidad de fórmulas para no tener que tomarla en tisana. La podemos consumir en extracto alcohólico, cápsulas, comprimidos, tintura madre y jarabe.

Además de su principal función de depuración también se utiliza para dietas de control de peso por todas las cualidades que posee. También sirve de gran ayuda para la digestiones pesadas dada su acción colerética y colagoga combinada con su poder diurético. La alcachofa constituye un depurador ideal.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

OK, lo he entendido | Más información