martes , 17 julio 2018

LA CAJA DEL DINERO

A menudo, en la época veraniega nuestro bolsillo se resiente. El buen tiempo nos invita a salir y, los más afortunados, se van de vacaciones. Tenemos el ejercicio que necesitas para que tu economía se recupere de cara a este otoño.

Antes que nada, busca una cajas pequeña, que te quepa en un bolsillo o en la mano, y que te guste. Una vez seleccionada, pon dentro un pequeño objeto de oro y, durante una semana,  lleva esta caja donde vayas tú. Si vas a trabajar llévala dentro del bolso, la cartera o el bolsillo.

La idea es que cuanto más cerca de ti esté, mejor. Lo que se pretende es que se llene de energía, es decir, que energéticamente forme parte de ti.

Pasada la semana escribe en un pequeño trozo de papel lo que en ese momento sientes que necesitas en lo referente a dinero, ya que la cajita funciona durante unos seis meses desde el momento en que la activas.

Por poner un ejemplo: Deseo, desde este momento o mi sueldo es de (evidentemente, siempre más de lo que estés ganando, pero en armonía con lo que te dicte tu sentimiento interno o tu intuición.  O Yo (tu nombre) a partir de ahora gano cada mes (cantidad de euros), fecha del día y Gracias.

Deja el papel delante de ti y sostén la caja con las manos a la altura de tu corazón. Intenta crear un ambiente propicio para poder relajarte y en un lugar donde nadie te moleste. imagínate que entras en un habitación que tiene en el centro del techo una claraboya. La habitación está vacía y no tiene ventanas ni ninguna otra salida excepto la puerta por la que has entrado y la claraboya del techo. Tiene que estar hecha a tu gusto, puedes imaginártela como te parezca y con lo que tú quiera adornándola: sofás, butacas, mesas, cuadros, cortinas… En el centro de la habitación debes dejar espacio para una silla, una butaca o unos cojines para poder sentarte y sentirte cómodo. Una vez imaginado todo esto ya puedes dirigirte al centro y tomar posición, sentarte, bajo la claraboya. De repente, visualizas que ésta se abre y penetra una luz blanca, radiante y potente, que empieza a entrar en tu cuerpo por la coronilla y va bajando y penetrando con mucha fuerza hasta tu plexo solar. En este momento, dentro de tu meditación coge la cajita justo a la altura del plexo solar y verás cómo, la luz que sale con fuerza de tu cuerpo, envuelve la cajita del dinero y la llena de la energía universal que baja de la claraboya y se concentra dentro  de la caja. Durante tres o cuatro minutos mantén la concentración y la visualización de la energía que entra dentro de la caja. Finalmente, da las gracias a la energía universal por este regalo. Levántate y acércate a la puerta con la cajita en las manos y dile adiós, de momento, a la habitación mágica que ahora sabes que forma parte de tu universo particular, interno, intangible pero real. En este momento te preparas para volver al mundo físico. Una vez has vuelto, abres los ojos. Dobla el papel que antes has escrito con tu deseo con las letras hacia dentro y ponlo dentro de la caja. Y ahora pon la cajita en un lugar visible cerca de ti (mejor que sea sobre madera, no sobre el televisor, el ordenador o algún aparato electrónico). Cuando tu deseo se haya cumplido, podrás volver a escribir otro papel y volver a ponerlo dentro de la caja. Así, tantas veces como desees. Recuerda que, cada vez que hagas una petición, un encargo al universo, deberás seguir estas pautas que te hemos indicado. No te preocupes, no pienses en el dinero y deja que fluya la energía.

Lo hemos probado y ¡funciona! Hazlo tú mismo y cuéntanos tu experiencia.

muscle growth steroids t3 steroid steroid tablets for sale
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

OK, lo he entendido | Más información