miércoles , 19 septiembre 2018

Prosperidad: algo más que dinero

Relacionamos el concepto de prosperidad con el dinero, pero esta palabra abarca otros significados. Tenemos que corregir nuestros pensamientos de escasez porque hacen que nos centremos solo en el aspecto económico.

Generalmente acostumbramos a relacionar el concepto de prosperidad con la parte económica, pero esta visión es errónea y creará carencias en nuestra vida. La prosperidad engloba muchos aspectos. Deseamos que nos vaya bien en todos los ámbitos, queremos ser felices con la familia, en el trabajo, con los amigos, en los negocios y con el dinero, deseamos ser prósperos y eso se consigue encontrando el equilibrio entre los diferentes aspectos de la vida.

Debemos considerar la prosperidad como una sensación y como una creencia de que siempre tendremos lo que deseamos en todos los niveles y, si no aplicamos esta prosperidad, tendremos la sensación de carencia, de escasez, de falta de confianza, de temor…

Tenemos que evitar que influyan en nuestro concepto de prosperidad las creencias que están arraigadas en nuestro subconsciente. Estas creencias, en la mayoría de los casos, están generadas por experiencias traumáticas que hemos vivido en el pasado, como por ejemplo la falta de amor, y hacen que pensemos que no merecemos lo que es bueno, que no merecemos la abundancia que nos ofrece el universo.

Debemos tener en cuenta que, si el sentimientos de escasez se pudiera erradicar de los estamentos políticos y de los gobiernos, muchos de los conflictos que padece el mundo actual desaparecerían porque el pensamiento que los originó fue de escasez. Nos referimos a cuestiones como el hambre, la guerra, las luchas territoriales, los conflictos familiares surgidos a raíz del reparto de herencias, o cualquier otro conflicto que aparezca por temor a no tener suficiente. Es en este paradigma cuando la prosperidad se convierte en un asunto económico, pero, como ya hemos indicado, la prosperidad también abarca otros muchos procesos de nuestra vida.

Si escucháramos los mensajes de la naturaleza, cambiaríamos nuestra forma de actuar, pues la naturaleza es abundante, tanto para lo que consideramos bueno como para lo que consideramos malo.

Desde este espacio trabajaremos para que estas creencias que nos impiden cambiar se transformen de forma positiva, así encontraremos el verdadero sentido del concepto prosperidad.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

OK, lo he entendido | Más información